Receta de caracoles con tocino y chocolate

Marc Gou Planas, propietario de Caracoles de Lluena y de la empresa Distribuciones Fluvià nos ha preparado unos caracoles buenísimos. Os contamos cómo prepararlos.

INGREDIENTES:

  • 1,5 kg de caracoles ecológicos de Lluena
  • Tocino de cerdo ibérico
  • Tocino curado
  • Chorizo ​​ibérico curado
  • Sobrasada
  • ½ Salchicha picante cruda
  • 3 cebollas medianas
  • 3 tomates maduros
  • Chocolate 80% de cacao
  • Sal
  • Pimienta
  • Alioli
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN DE LOS CARACOLES:

Lo primero que hacemos es lavar bien limpios los caracoles, para hacerlo los ponemos en el fregadero cubiertos de agua y los mezclamos; cuando el agua esta sucia dejamos que escurra y lo volvemos a llenar con agua limpia. Repetimos la operación 4 o 5 veces hasta que queden limpios.

Una vez limpios ponemos los caracoles a hervir con agua abundante y el hueso de jamón, cuando rompa a hervir tapamos la olla y calculamos 45 minutos.

PREPARACIÓN DE LA SALSA:

Mientras hierven los caracoles cortamos el tocino curada, el chorizo, la sobrasada y la morcilla picante a cortes muy pequeños y lo reservamos.

Seguidamente prepararemos el sofrito, para hacerlo cortamos la cebolla bien pequeña y la ponemos a cocer con un buen chorro de aceite de oliva y sal, a fuego lento durante unos 35 minutos. Cuando la cebolla coge un color marrón añadimos el tomate picado y lo sofreímos durante 15 minutos más. Finalmente añadimos un trocito de chocolate y rectificamos de sal. Cuando el sofrito está casi a punto añadimos el resto de ingredientes y lo dejamos cocer durante unos 15 minutos todo junto.

INTEGRACIÓN DE LOS CARACOLES CON LA SALSA:

Una vez los caracoles están hervidos los escurrimos bien y los ponemos en una cazuela con el tocino ibérico, sal y pimienta al gusto; lo removemos hasta que el tocino ibérico se haya deshecho. Seguidamente añadimos el sofrito con el resto de ingredientes y el alioli y lo mezclamos bien para que se integre durante unos 5 minutos.

¡Ya tenemos los caracoles listos para comer!

¡Buen provecho!